Perdidos en Tokio (2003)

perdidos en tokyo

Scarlett Johansson... Charlotte
Bill Murray... Bob Harris
Giovanni Ribisi... John

Director : Sofia Coppola

Sinopsis
Bob Harris es una estrella de televisión norte americana que está en decadencia que es solicitado por una empresa de publicidad de Japón para promocionar una marca de licor por lo que le pagarán muy bien. Casado y con hijos acepta el contrato y desde un inicio se muestra totalmente desorientado con las costumbres de la cultura japonesa además que por su estatura destaca nítidamente entre la población. Charlotte llegó a Japón con su esposo John que es un fotógrafo de celebridades que ha sido contratado para campañas publicitarias. Pese a que la relación marcha bien, los recién casados tiene el problema de no compartir mucho tiempo juntos ya que por el trabajo de John Charlotte se queda sola por largos períodos. Coincidentemente tanto Charlotte como Bob Harris están alojados en el mismo hotel y se conocen en el bar karaoke del mismo. Entablan conversación y dan inicio a una relación honesta, madura y sana que les permite descubrir que hay más en ellos individualmente de lo que habían imaginado. Al final logran establecer un lazo emocional platónico pues cada uno regresa a su respectiva realidad pero mucho más enriquecido por el descubrimiento personal que han tenido.

Mi opinión (no una crítica especializada)
Al principio es lenta, es la verdad, pero cuando Bob Harris conoce a Charlotte la cosa cambia. Es un enfoque maravilloso de la perspectiva y reacción, me parece, que todo el mundo tiene sobre Japón. Bill Murray es más asociado a papeles cómicos en películas como Ghost Busters (1984) o Osmosis Jones (2001) y nos olvidamos de interpretaciones más variadas como en Groundhog Day (1993). Siempre manteniendo una vena cómica y despreocupada en sus caracterizaciones nos regala personajes como en Charlie's Angels (2000) y su voz en Garfield (2004). Sin embargo aquí nos presenta una caracterización fuera de contexto que no sólo es un placer verla sino un verdadero "descubrimiento". Scarlett Johansson parece haberse convertido en la nueva musa de Woody Allen pues la ha requerido en no menos de 3 películas recientemente. Hasta antes de esta película no había tenido papeles interesantes, pero a partir de entonces hemos podido disfrutar de su versatilidad en Match Point (2005), Scoop (2006) y The Prestige (2006) (El gran truco (2006)). Su caracterización en esta película es la más natural que recuerde haberle visto. Totalmente espontánea (obviamente es tu trabajo y talento) que para nada contrasta con la presencia y edad de Bill Murray con quien logra una comunión tan natural que aún en las situaciones más forzadas no notamos (al menos no yo) que están actuando sino que más bien están siendo ellos mismos. De Sofia Coppola sólo puedo decir que mejor está como directora que como actriz. Es una película para disfrutarla con atención y en silencio. No esperen un alto grado de distracción y entretenimiento: esta película es para pensarla más que para disfrutarla como entretenimiento. Disfrutarla si como mensaje, como ejercicio mental. Muy recomendable.


____________________________
Título original : Lost in Translation
Calificación : muy buena

Imprimir este artículo

¡Anímate, déjanos tu comentario!
Un blog vive de los comentarios que dejas....
!Vamos¡ !Ahora sólo falta el tuyo¡