Regresó la marmota: la aventura continúa

No estaba pensado ni planificado el día ni la hora. Simplemente la inspiración y ganas de escribir volvieron, como debe ser, de manera natural. Luego de 22 días sin escribir sobre la "aventuras y desventuras de una marmota en el barrio de Lima", hoy publiqué la narración número 125 del Segundo Libro, que a la sazón sería la narración 225 en total. Así es, hoy día mi blog Una marmota en el barrio de Lima volvió a la vida con la publicación de El amor en época de frio. Todo va tomando nuevamente su cauce normal: publicar con gusto no con presión. Lo que he aprendido en mi periodo de descanso lo he plasmado en dos artículos de los que estoy particularmente satisfecho y algo orgulloso (soy sincero en verdad): El síndrome del blogger principiante y Me decidí: voy a tener un blog. ¿Y ahora qué?, ambos publicados en mis blogs El pianista que tocó y alguien escuchó y El Alquimista del Diseño Web.

Hace poco retomé la publicación en Historias de una cocina (el pasado Lunes 21 de Abril) y El cine que compartí (el pasado Sábado 26 de Abril). Ahora la familia completa está en línea nuevamente. Aprendí mi lección: cero presión y carta libre a la espontaneidad y libertad para publicar lo que me guste y provoque en el momento en que me sienta a gusto publicarlo. Así al menos lograré estar conforme y en paz conmigo, y espero que lo que publique sea del agrado de ustedes también. Por eso les invito siempre a publicar sus comentarios.

Buen descanso he tenido, sí señor. Entonces, otra vez en la blogosfera mis estimados. Nos vemos por ahí.

Imprimir este artículo

¡Anímate, déjanos tu comentario!
Un blog vive de los comentarios que dejas....
!Vamos¡ !Ahora sólo falta el tuyo¡