El gran truco (2006)

el gran truco Fascinante. En verdad, aunque el gran secreto fue develado poco antes del final mismo de la película, digamos a eso del último cuarto de la misma, el argumento me pareció fascinante. Ya había visto una de temática similar, The Illusionist (2006) con el notable Edward Norton (aunque este actor tiene otras mejores caracterizaciones en su haber), esta presentó, primero un par de actores que en relativamente poco tiempo están dejando sentir su presencia con trabajos y caracterizaciones de muy alto nivel. Hugh Jackman tiene en su haber trabajos notables como X-Men (2000), Kate & Leopold (2001) y mi favorita hasta el momento, Someone Like You... (2001), mientras que su co-protagonista es el notable Christian Bale que antes de encargar a Batman (la mejor caracterización a mi gusto) en Batman Begins (2005) (ver Batmán inicia (2005)), el primer gran papel que le recuerdo, al menos el que me impactó desde el inicio, fue en American Psycho (2000) donde caracterizo a un impresionante psicótico Patrick Bateman. Acompañados por un impecable Michael Caine del cual mejor no me doy el gusto de hablar algo porque si no ocuparía muchas líneas y parrafos: tremendo actor (para muestra un par de botoncitos como son Alfie (1966), Secondhand Lions (2003) y por supuesto Hannah and Her Sisters (1986) y The Cider House Rules (1999) por las que se haría merecedor a 2 premios Oscar).

Lo fascinante de esta historia es la mezcla de lo histórico y lo ficticio, pues la participación de David Bowie como Nikola Tesla, el eterno rival de Thomas Edison, nos lleva a un contexto en que "bien pudo haberse dado". El elemento de ficción no es nada elaborado pero, honestamente, cínicamente utilizado, pues conlleva a que el personaje Robert Angier, caracterizado por Hugh Jackman exploré su lado más obscuro, pues luego de haber sufrido la pérdida de su esposa, culpar a Alfred Borden y buscar siempre una justicia personalizada, encuentra como consecuencia de esa búsqueda, un final que, aunque siendo trágico, pone fin a una vida atormentada, pues es un personaje nada maligno sino todo lo contrario, muy humano y por eso presa de las emociones más básicas que un ser humano pueda experimentar: dolor e ira. Un rostro familiar fue el ver a Andy Serkis, el recordado Gollum / Smeagol de la trilogía del Señor de los anillos. En resumen, una película muy recomendable, impresionante en la escenografía y con una trama compleja y enmarañada pero no hasta el punto de perdernos en ella, sino que no hay momento en que uno como espectador este en la posibilidad de tomarse un descanso.

____________________________

Título original : The Prestige
Calificación: Muy buena

Fuente IMDB

Imprimir este artículo

¡Anímate, déjanos tu comentario!
Un blog vive de los comentarios que dejas....
!Vamos¡ !Ahora sólo falta el tuyo¡