El Hombre Bicentenario (1999)

hombre bicentenario

Robin Williams... Andrew Martin
Embeth Davidtz... Little Miss Amanda Martin / Portia Charney
Sam Neill... 'Sir' Richard Martin
Oliver Platt... Rupert Burns
Kiersten Warren... Galatea

Director : Chris Columbus

Sinopsis
En un futuro se podrán adquirir androides que realizarán todo tipo de labores, así como uno compra un TV o una PC. El nombre Andrew proviene del diminutivo de Androide. Andrew se integra a la familia Martin y desde su activación demuestra "un defecto" y es que tiene sensibilidad y curiosidad, características que Richard Martin procurará explotar logrando inculcar en Andrew el concepto de individualismo. La historia se desarrolla por 3 generaciones durante las cuales Andrew inicia primero una búsqueda de otros como él en el sentido de ser independientes. Esta búsqueda le lleva a conocer a Rupert Burns que es hijo del inventor de varios de los aspectos que tiene programado Andrew. Con él emprende la segunda gran misión que es la de cambiar la apariencia física por una más humana, incluyendo órganos sintéticos similares a los humanos. Al regresar a su hogar inicial se ve con la sorpresa que "la pequeña señorita" que la dejó ya crecida, ahora resulta ser la nieta de "la pequeña señorita" pues esta última se ha casado, y sus hijos le han dado nietos, siendo Portia una de ellas. Andrew y Portia se enamoran y Andrew emprende su segunda gran misión: ser aceptado como ser humano. El final es de lo más predecible y romántico posible.


Mi opinión (no una crítica especializada)
La ficción y efectos especiales quedaron de lado, aún cuando el año escogido para tener la tecnología para crear este tipo de máquinas esta cada vez más cerca de la actualidad y aún estamos años de distancia de lógralo, pero la trama, el mensaje y la soberbia actuación de Robin Williams (aún cuando esta dentro del disfraz de robot), hacen de esta película una de aquellas que, sin producir respuesta emocional dramáticamente visible, hacen que provoque verla una, otra y otra vez, pues uno se siente bien al terminar de verla. Tiene un corte romántico pero más bien diría un corte nostálgico a riesgo de equivocarme. Muy acostumbrados al excelente grado de improvisación que tiene Robin Williams, es muy agradable verle en papeles más serios y dramáticos como en Insomnia junto a Al Pacino, como en One Hour Photo, Good Will Hunting y probablemente otras que por ahí se me escapan. Y este papel lo desarrolla perfectamente bien con ese balance que da la el tono e inflexión de su voz para hacer las escenas jocosas sin recurrir al artilugio de sus facciones. Y también esta Sam Neill que desarrolla un fuerte personaje que acaba de dar vida a Andrew sin "querer queriendo" y permitiendo así que se desarrolle todo un personaje, toda una época, que abarcaría 200 años. Hermosa película.

____________________________

Título original : Bicentennial Man
Calificación: Excelente

Fuente IMDB

Imprimir este artículo

¡Anímate, déjanos tu comentario!
Un blog vive de los comentarios que dejas....
!Vamos¡ !Ahora sólo falta el tuyo¡